Adios Covid.

Ya se acaba, ya termina el año del Covid19.

Para muchos sectores económicos entre los que se encuentra mi actividad principal , ¡mi trabajo, ¡vamos! ! , el turismo, este año ha sido el año de la reinvención.

Si me permitís un desahogo, del acojone seguido del, hay que salir adelante, más una dosis importante de buena suerte o para los que creemos en Dios, de iluminación y bendición celestial.

Y ya se acaba, ya se acaba este año y comienza uno nuevo, nuevo de proyectos, ilusiones, sueños y también rutinas, los mismos miedos, las mismas piedras en las que tropezar y los mismos hombros en los que llorar.

Todo tan igual, y tan distinto.

Haciendo recuento, una especie de «remix» también puedo decir que lo peor de este año no ha sido el COVID y toda su cohorte de calamidades, lo peor sin duda ninguna han sido las pérdidas, las despedidas, el vacio de la ausencia, el sinsentido del adios, la tristeza que todo ello me ha traido, esas lágrimas consoladoras a la vez que amargas.

Y lo mejor ¡el AMOR!

*En la foto mi Labradora Retriever , Perla, en su última semana de vida, antes de dejarme para irse al cielo de los perros, el 3 de Mayo de este «dichoso» año 2020

Eres , has sido y seguiras siendo un verdadero regalo en mi vida. Estás y vives en mi corazón. Te quiero

Zaragoza es Navidad

En Zaragoza ya es #Navidad, y no sólo porque las luces y los belenes ya están luciendo en sus calles, sino y sobre todo por la Esperanza nunca perdida y ahora renovada en este tiempo de #navidad2020

Desde luego nos ha dejado mucha gente, el #coronavirus se ha llevado por delante a nuestros abuelos, hermanos y amigos, ha desequilibrado la economía mundial, y muchos pequeños empresarios y no tan pequeños, también han visto como de la noche a la mañana se desmoronaban sus negocios.

La que escribe este post se dedica a un negocio de alquiler turístico, os podeis imaginar lo que supuso cuando un 14 de marzo de 2020 le anulaban todas las reservas que tenia de seis meses en adelante, en cuestión de 24 horas.

Algo indescriptible y dificilmente explicable desde el sentimiento y la emoción de impotencia total.

Mas fácil de explicar desde los números y la contabilidad, cero ingresos, los mismos gastos, la cuenta sale rápida.

Aunque he de admitir y agradecer a la providencia saber darle la vuelta al problemón poniendo en práctica aquello de «a grandes problemas grandes soluciones» y de la adversidad y con imaginación salimos adelante.

Eso es esperanza, y asi somos los Zaragozanos muy brutos, muy nobles y totalmente acogedores.

#venazaragoza no te arrepentirás.

#VEN

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: